Sin cura, no hay pago

En todas nuestras diferentes ofertas de servicios nuestro compromiso con el Cliente es el mismo: sin no hay cura, no hay pago.

Una simple victoria no es suficiente

Una sentencia positiva es un paso más en el proceso de recuperación, pero no sirve de nada si no va seguida de una estrategia de ejecución exitosa. El Cliente solo pagará a Deminor en el momento en el que haya recuperado efectivamente la totalidad o parcialidad de sus pérdidas, es decir, cuando el dinero se encuentre en la cuenta bancaria del cliente.

Nos gusta tener la 'piel en el juego'. Al invertir nuestros propios recursos en los casos de nuestros clientes, podemos garantizar que manejaremos los riesgos de la mejor manera posible.

Erik Bomans
Managing Partner

Póngase en contacto con uno de nuestros expertos.

¿Le gustaría unirse a uno de nuestros casos pendientes? ¿Le gustaría reportar un nuevo caso o solicitar nuestro apoyo para un asunto en particular? Póngase en contacto con nosotros y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.